El Novio de Betty Boop

 

Ilustraciones para novela/ 2015 /

• Diseño de Cubierta.
• Maquetación
• Textos: Tomás Pavón

 

Body Painting
Allí, en aquel frío centro comercial, N coincidió trabajando por una breve temporada con su hermano, que atravesaba su peor bache económico y, para ganarse la vida, hacía sesiones de body painting los fines de semana con la que luego iba a ser su novia, o que ya lo era por entonces, aunque nadie lo supiese debido a su acostumbrado hermetismo.
En el Village Vanguard
Para Betty Boop, desde siempre, el mayor imán de Nueva York son los viejos clubs de jazz: el Iridium, el Birdland, el St. Nick´s, y sobre todo el Village Vanguard, cuya propietaria y viuda del fundador, su amiga Lorraine Gordon, le presentó a N la primera vez que lo llevó a visitarlo.
Las Cañadas
Barrio viejo y arrabalero, ecos de bulería y de rumba bajo una luna de uralita que refulge en el filo de una navaja.
Barrio de aventuras infantiles y epopeyas adolescentes, testigo de lo que se perdió y de lo que subsistió entre un aroma antiguo a gas y a desagüe.
Una jeringuilla cae al suelo.
Una litrona se estrella contra el empedrado.
Alguien hace un trompo con un buga de alta gama.
Pasa una moto a escape libre.
Un mastín y su dueño husmean en un contenedor.
Una mano sujeta una china; la otra, afloja un billete..
La tienda de discos Liverpool
Aunque parezca inventada recientemente, la movilidad sostenible es muy antigua. De hecho, N ya la practicaba con asiduidad antes de que se hablase de ella, y eso que en sus veintiocho años de vida sólo ha tenido tres bicicletas.
La Central
Sobra mucho mes al final del sueldo. A N le gusta especialmente esta frase por lo que tiene de divertimento, de juego de palabras. La relee un día más al pasar por La Central, la casa okupada, tras cuya cristalera figura en una pancarta del 15–M que todavía permanece allí a modo de homenaje, aunque ya a medio colgar y cada vez más ajada.
La Central II
Demasiado indie, demasiado gafapasta, demasiado hipster, demasiado hardcoreta… y, para rematar, a toda esta fauna se han sumado recientemente los gamers y los frikis telemáticos con sus improvisados flashmobs, a los que suelen acudir disfrazados de la forma más peregrina.

Etiquetas: Ilustración, Editorial

Imprimir Correo electrónico

contacto

estamos a tu disposición

Estamos en:

Avda. Virgen de Guadalupe, 20
Semisótano, 1. Despacho 4
10.001 Cáceres

AbrimoS

Lunes - Viernes + 9 AM - 2 PM

habla con nosotros

Teléfono + 34 927 772 795
Email + info@qualigrafica.com

EN LA RED